VALORES: BASKET Y HOTEL

Un deporte como el basket, en el que es obligatorio levantar una mano reconociendo la falta realizada, o donde se respeta al árbitro y no se busca engañarle con falsas faltas, es digno de ser potenciado y transmitido a los jóvenes….

La esencia del basket es el sano fondo de sus normas de juego. Y también su ritmo. No importa la estrategia que hayas pensado previamente: tendrás 4 periodos de juego, y cada uno puede salir de forma diferente.

Y la rectificación ante los errores: un tiempo muerto permite llamar la atención, animar al cambio, y rectificar para mejorar.

 

La gestión del hotel durante un año, es como un partido de basket jugándose para conseguir el objetivo: ganar el encuentro, cumplir el presupuesto.

Y para ello, tenemos que jugar los 4 cuartos. 4 trimestres con sus etapas, influenciadas por las llamadas temporadas alta, baja o media. Es decir, por el juego del equipo contrario, el mercado, los clientes.

 

Las normas, las reglas del juego son la honestidad, el compromiso sincero de ofrecer un correcto servicio, y cuidar que el árbitro no nos pite una falta técnica. Porque una reclamación o sanción por no cumplir debidamente con la legislación puede dejar mermado al equipo.

 

El basket frente a otros deportes destaca por esas y otras muchas razones. El sector hotelero frente a otros destaca por su dedicación al cliente. Por qué Apple tomó como referencia los procedimientos de Ritz Carlton? Por qué busco fichar directores de hotel para dirigir sus nuevas mega tiendas?

Cómo gestiona un hotel su comentario, queja o reclamación? Busque, compare y si encuentra un sector que lo mejore, disfrútelo…

Un buen hotel (y no tiene que ver las estrellas o categoría), estará siempre a disposición de atender a su cliente, lo que tampoco significa que le de la razón. (no, el cliente no siempre tiene la razón. La razón es de quién la tiene, no de quien la debería tener…..o es que el árbitro nunca se equivoca?)

 

Somos anfitriones, y un buén anfitrión no será feliz si sabe que alguien se ha marchado triste, enfadado o con el recuerdo negativo de la casa en la que se alojó….teniendo razón.

 

Un cliente descontento alojado, es momento de tiempo muerto: análisis, reacción, inyectar ánimo y a darle la vuelta con la solución!  A veces, hasta podemos tener prorroga, porque sabes que? Este deporte no permite el empate. Ganas o pierdes. Cliente contento o insatisfecho. Qué grande es el basket!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *