COMIENZA LA SEGUNDA VUELTA

Tras las vacaciones, a algunos les llega el momento de afrontar la recta final del curso, a otros de la liga… y por otro lado para algunos hoteles se acerca el comienzo de la temporada. Además de analizar lo que nos ha ocurrido, o mejor dicho, lo que hemos hecho que nos ocurra, tendremos que visualizar lo que nos espera para prepararnos lo mejor posible.
Ese equipo que nos ganó por pocos puntos, o por qué aquel día todo nos salió al revés…o por qué no conocíamos bien a los jugadores contrarios. Pero ahora sentimos que será distinto en el partido de vuelta. “Estaremos preparados”- pensarán los jugadores- . Será así?
Lo mismo nos ocurre en los hoteles, donde soñamos con no repetir los errores del año anterior. Porque en nuestro sector, no hay segunda vuelta. La primavera se va y no vuelve hasta un año después. Si el programa de animación en verano salió regular, hasta 12 meses después no podrás demostrarles a los clientes que has sabido reaccionar al error estratégico.
Es curioso como los hoteleros vivimos los años con las tres fases del tiempo a la vez: analizando continuamente el pasado para comparar números, viviendo el presente, revisando los servicios del día, o dando caña para que las ventas futuras a 3 meses vista crezcan.
En un partido de basket se unen los 3 tiempos en minutos, porque si un equipo nos hace canastas de tres puntos de forma continuada, el coach tendrá que analizar por qué ocurrió, qué hacer en las siguientes acciones defensivas hasta llegar al descanso y pensar la estrategia a desarrollar en el siguiente cuarto del partido. ¡Casi ná!
Si eres estudiante de hostelería, analiza tus asignaturas y sobre todo, piensa en qué área de trabajo quieres profundizar. Tienes 6 meses por delante para preparar tu estrategia de cara a las prácticas: donde hacerlas, a quién “camelarse” para conseguirlo, qué conocimientos sería bueno reforzar para que no te pongan solo a realizar trabajos “de prácticas”, etc.
Si eres entrenador, tendrás que ir pensando en las fechas clave, es decir, cuándo tu equipo tendría que ocupar un puesto concreto de la clasificación según tus objetivos de la temporada. Si eres hotelero, comienza tu partido: ten en cuenta las inversiones a realizar para que tu equipo gane su liga particular.
Asignaturas que se atascan, nuevas ideas a desarrollar antes que llegue la temporada alta, ansia de no saber qué camino tomar… No es lo mismo que un partido de basket?
Jugadas que no salen, nuevas ideas para sorprender al rival antes de que llegue el final del partido, desesperación porque no sale nada de lo ensayado… Pues parece que sí.
Cierra los ojos por un momento: imagínate en una cancha de basket botando el balón frente a tu defensor, tus 4 compañeros defendidos por 4 rivales, y la canasta. Todo lo que tienes por delante es: fortaleza mental para tomar una decisión, apoyo para conseguirlo, dificultades para ponerte a prueba, y la satisfacción final de conseguir el objetivo: una canasta.
Ah! Y si se falla, el ímpetu para saber que habrá otra jugada en la que intentarlo nuevamente con los mismos ingredientes, pero eso sí, con la experiencia de lo aprendido.

Feliz año, partido, competición, curso y sobre todo, ¡disfruta de tu carrera y del basket!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *